Debate por el TPP11 enredó a las filas oficialistas en una polémica que cruzó las fronteras de Chile

■ El propio Presidente Boric entró al debate desde Nueva York. ■ El ministro Mario Marcel anunció que de aprobarse el TPP11, el Ejecutivo enviará un proyecto al Congreso para ratificar las side letters que se negocian actualmente.

POR C. RIVAS Y R. CARRASCO

2022-09-23T07:00:00.0000000Z

2022-09-23T07:00:00.0000000Z

Diario Financiero

https://pressreader.df.cl/article/281758453154102

ECONOMÍA

Este martes el presidente Gabriel Boric debutó ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, en un viaje marcado por una serie de encuentros con importantes figuras políticas del ámbito internacional, pero que se ha visto empañado por diversas declaraciones relacionadas especialmente con el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11 o CPTPP) que ha enredando al oficialismo en un debate que ha cruzado las fronteras. Más conocido como TPP11, este tratado lleva alrededor de cinco años en el Congreso en un proceso de difícil tramitación; sin embargo, en abril de 2019 dio un paso significativo al ser aprobado en la Cámara Baja y luego en la comisión de Constitución del Senado. Desde ahí se ha hecho cuesta arriba, por fin, conseguir su votación en la Sala. Pero dado que las fuerzas políticas han cambiado, se estima que de ponerse en tabla esta vez podría ser aprobado. El debate que llegó hasta la “gran manzana” comenzó cuando algunos senadores adelantaron que habría un acuerdo para votar el polémico tratado después de Fiestas Patrias. Así comenzó una verdadera comedia de enredos con declaraciones que van y vienen en las que se involucró el propio Boric. Todo partió este miércoles, cuando senadores de Apruebo Dignidad negaron el eventual acuerdo, señalando que tal decisión no existe y que siguen teniendo una “mirada crítica” sobre los mecanismos de resolución de controversias entre inversionistas y el Estado, entre otros aspectos del tratado. Desde Nueva York, donde acompaña al mandatario y participa en diversas reuniones comerciales, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, entró al debate, señalando que “hay muchas cosas (del TPP11) que han cambiado en el camino y creo que lo mejor es tener una discusión lo más informada posible al respecto”, pero dejando al Senado la responsabilidad de la votación y su eventual aprobación, para lo que se requiere mayoría simple. Boric entra al debate Más tarde fue el mandatario quien abordó el tema y aunque desdramatizó las diferencias en el oficialismo, fue menos diplomático que Marcel, concediéndole el punto político a Apruebo Dignidad en cuanto a que “es totalmente cierto que el TPP11 no forma parte de nuestro programa”, como han argumentado desde la coalición; tras lo cual agregó sin titubear que “no es algo que desde el gobierno estemos impulsando”. Las palabras del jefe de Estado preocuparon en Chile, donde no se pasan por alto los dichos de la canciller Antonia Urrejola de hace solo unas semanas en cuanto a que el TPP11, junto con el acuerdo con la Unión Europea (UE), serán prioridades para su cartera. Y mientras la polémica seguía escalando, a las pocas horas el ministro Marcel se volvió a referir al tema este jueves, intentando interpretar los dichos del Presidente. Para tratar de reducir la incertidumbre dijo que “el gobierno no se opondrá a la discusión del TPP11 en el Congreso” y que de ser aprobado, el Ejecutivo presentará un proyecto para ratificar las side letters que se negocian actualmente y que incorporarían modificaciones al pacto original. Acto seguido, un cúmulo de senadores que apoyan el tratado salieron a defenderlo, ahondando las diferencias en el oficialismo. El primero de ellos fue Ricardo Lagos Weber (PPD). Inusualmente duro con Boric, recordó que fue el gobierno quien reabrió el debate “al señalar, al término del comité político del viernes 9 de septiembre, que se buscaría firmar unas side letters o cartas bilaterales con los miembros del TPP”, lo que “a mi juicio, se traduce en que está impulsando el TPP”, sentenció. Otro PPD, el presidente de la comisión de RREE del Senado, Jaime Quintana, señaló que “lo aconsejable es que en esta materia el gobierno no sea neutro” y que las negociaciones por las side letters reducirían la incertidumbre que existe sobre el TPP11 y que “ese camino es altamente positivo”. El senador José Miguel Insulza (PS) reconoció a La Segunda que Boric “generó ruido”, explicando que el mandatario tiene un problema, ya que en su momento fue parte de la campaña contra el tratado, pero hoy en su calidad de Presidente debe zanjar el tema.

es-cl