LAS BATALLAS DE PATRICIO HERMAN, AMBIENTALISTA V/S PROYECTO DE FUNDAMENTA EN ÑUÑOA

2022-11-20T08:00:00.0000000Z

2022-11-20T08:00:00.0000000Z

Diario Financiero

https://pressreader.df.cl/article/282054806029646

COFFEE BREAK

Dice Patricio Herman (80) que luego de jubilarse hace unos 18 años de una gran multinacional, se abocó al cuidado de la urbe y lanzó la Fundación Defendamos la Ciudad. Lo suyo no es estar contra proyectos de inversión, advierte, sino que se respeten las leyes y, sobre todo, que el mercado funcione como corresponde. “Cito a Friedman: el mercado funciona cuando todos los actores cumplen las leyes y se someten a la ética comercial”, dice al otro lado del teléfono. Ha sido, entre otros, él quien junto a vecinos de Ñuñoa ha liderado el cuestionamiento al proyecto Egaña-Comunidad Sustentable de la Inmobiliaria Fundamenta, que lleva tres años de avance para construir cuatro edificios para viviendas y oficinas con una inversión de US$ 300 millones. Primero habían logrado paralizar las obras tras reclamaciones al tribunal ambiental de Santiago, y ahora el caso está en la Corte Suprema. Pero una sorpresiva decisión del Servicio de Evaluación Ambiental esta semana volvió a dar luz verde al proyecto. La empresa, en todo caso, dijo que iba a esperar el fallo de la Suprema. La serie de irregularidades que cuestiona Herman tiene que ver, principalmente, con un estudio de sombras mal hecho a su modo de ver. “Estamos trabajando con los vecinos para que pidan a la alcaldesa y concejales que envíen el estudio de sombras a expertos independientes de la Universidad de Chile o la Católica”. La misma fundación ya tiene un precedente en este mismo sentido. Hace dos años logró paralizar un edificio de Besalco en La Florida que había calculado mal la sombra, afectando a los vecinos. Aunque esta es tan solo una de las últimas, la lista de sus batallas contra proyectos inmobiliarios es larga, e incluyen su oposición al Costanera Norte, Las Salinas de Copec, el Hotel Punta Piqueros, las mega torres de Estación Central -donde lograron paralizar su entrega-, el edificio de Recoleta al lado de la USS, y suma y sigue. Por lo mismo, dentro del rubro inmobiliario y construcción, hay quienes critican su actuar: consideran que es un “eterno opositor”. “Me llaman de todas partes. Hemos ido a La Serena, a Valdivia, Punta Arenas, a defender las ciudades”, dice. Lo suyo es vocación, apunta, porque la fundación no se financia de ninguna forma, y todos trabajan ad honorem. Los abogados Rodrigo Avendaño y Cristóbal Osorio, entre ellos. Herman sabe que varios en el mercado inmobiliario arrugan la nariz cuando lo ven. “Estoy satisfecho, porque sé que tengo enemigos, pero ellos son enemigos del libre mercado”, remata. Dentro de su historia, Herman cuenta haber sido precandidato a alcalde por Santiago en 2012, pero solo duró un par de semanas, cuando se decantó por el candidato humanista Mario Aguilar. Esa elección la ganó Carolina Tohá.

es-cl