Las incógnitas que deja el ataque a Polonia

2022-11-20T08:00:00.0000000Z

2022-11-20T08:00:00.0000000Z

Diario Financiero

https://pressreader.df.cl/article/281539409954126

BANDEJA DE ENTRADA

En un principio, el martes en la tarde, cuando recién salió la noticia de que un misil ruso había matado a dos ciudadanos polacos en la ciudad de Przewodów, las alarmas de toda la comunidad internacional se encendieron en rojo vivo. Si la información era correcta, eso significaba solo una cosa: que Putin había cruzado la frontera de Ucrania y había atacado territorio de la OTAN, lo que significaban palabras mayores. El tema se convirtió en tendencia en todos los rincones del globo: surgieron teorías, fake news y análisis sobre el comiezo de una posible Tercera Guerra Mundial. Se recordaron, también, las causas que iniciaron el anterior conflicto bélico internacional: cuando la Alemania de Hitler invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, dando inicio a un conflicto armado entre Aliados y las fuerzas del Eje. Esa misma jornada las fichas se movieron rápido: el Pentágono en Estados Unidos comenzó a investigar los orígenes del ataque, Andrzej Duda (presidente polaco) llamó a una reunión de emergencia, y Joe Biden coordinó conversaciones con el G7. Sin embargo, con el paso de los días, la tensión se fue disipando. Duda manifestó que no existieron indicios de que el misil fuera parte de un ataque intencional por parte de Putin. “Es muy probable que haya sido disparado por la defensa antiaérea ucraniana”, dijo. Sin embargo, de todas formas, responsabilizó a Rusia de lo ocurrido, debido a su ofensiva bélica en contra de Ucrania ese mismo martes. La OTAN también manifestó algo similar. Jens Stoltenberg, secretario general del organismo, señaló que “no ha sido un ataque deliberado contra el territorio de la OTAN“y que no se veían indicios de que Rusia estuviera planificando “acciones ofensivas” en contra de ellos. A pesar de esto, el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, indicó que Ucrania y Polonia se aprovecharon de este acontecimiento para generar un conflicto entre Rusia y la OTAN. “Las declaraciones de estos países no se pueden interpretar de ninguna otra forma”, dijo.

es-cl